Veracruz Puerto, Mexico a 22 de Enero de 2019.
Visitas: Totales: 9819781 | Hoy: 4046 | Online: 123
Director General: HÉCTOR RAMOS LÓPEZ - Fundado el 29 de mayo de 2013 - AÑO 5

Lo sentimos, tu navegador no soporta Flash.

               

“Ya llegó la hora del sur sureste”
AMLO en su discurso al arrancar el Plan Nacional de Carreteras

Fecha: 23/12/2018
Hora: 16:37 hrs.

San Pedro, Oaxaca, .El presidente Andrés Manuel López Obrador enfatizó en el marco de la presentación del Plan Nacional de Carreteras que tuvo lugar en esta ciudad, que su gobierno concluirà absolutamente todas las obras que los gobiernos del PRI dejaron sin terminar y que suman muchas, al mismo tiempo puntualizó que su gobierno invertirá poco más de 30 mil millones buen estado las carreteras federales y los caminos rurales, entre otras cifras.

Les compartimos el discurso ìntegro que el Presidente AMLO dirigió en el evento ante los pueblos indìgenas de Oaxaca a donde también reveló el Plan Nacional de Infraestructura Carretera para el año 2019.

Amigas, amigos, de esta región mixe, de este pueblo nunca jamás conquistado.

Como lo mencionó el ingeniero Jiménez Espriú, decidimos hacer este acto de anuncio del plan carretero nacional aquí, en esta carretera inconclusa, para dejar de manifiesto que va a cambiar el proceder del gobierno en todo lo que tiene que ver con los programas de desarrollo y, de manera especial, vamos a cambiar la mala conducta de los gobiernos que inician obras y no las terminan.

Y este es un ejemplo. Esta carretera, como lo mencionaba el ingeniero Jiménez Espriú, 15 años, está a la mitad, parada desde hace dos años. Y así hay obras por todo el país; es un tiradero de obras inconclusas, un cementerio de obras por todos lados.

Cuando definimos cómo íbamos a trabajar el nuevo gobierno y cómo se iba a manejar el presupuesto para el año próximo, hablamos de tres prioridades. Dijimos, lo primero es el mantenimiento para las obras, para la infraestructura; que no se nos llenen de baches, de hoyos las carreteras; que no se caigan los centros de salud, las escuelas. Y eso es para nosotros lo fundamental: la conservación.

Por eso, celebro que el ingeniero Cedric esté anunciado que va a haber presupuesto suficiente para la conservación de caminos y de carreteras, alrededor de 30 mil millones de pesos para mantener en buen estado las carreteras federales y los caminos rurales.

Los pueblos indìgenas de Oaxaca, apapacharon al presidente AMLO, lo quieren, lo abrazan, felices de que los oiga y les vea!!!./ foto Presidencia de la República
Lo segundo que se decidió fue, en efecto, terminar con obras inconclusas. Primero, conservar; segundo, acabar, terminar, obras iniciadas, como ésta, como la carretera de Oaxaca a Puerto Escondido, y como cientos de centros de salud y de hospitales inconclusos, abandonados, escuelas. De todo tipo de infraestructura que dejaron a medias. Eso lo segundo.

Ya también en el presupuesto, que está por aprobarse, se contempla dinero suficiente para acabar con obras que se iniciaron y que no se concluyeron.

Les puedo poner como ejemplo, porque este es un plan nacional, el del tren Toluca a la Ciudad de México. Se estimó que iba a costar 30 mil millones, se han ejercido 60 mil millones y se necesitan 20 mil millones más para terminarlo, porque lleva un avance del 75 por ciento, pero bueno.

Yo les pregunto a ustedes, les llamo a la reflexión: ¿dejamos esa obra ahí? Podemos hasta expresar que no tiene utilidad y que es un barril sin fondo y que se hizo sin planeación y con propósitos de beneficiar a empresas contratistas y dejamos ahí los 60 mil millones invertidos, tirados. No. Tenemos que terminar esa obra, porque el dinero que se utilizó para esa obra es dinero del presupuesto y el presupuesto es dinero del pueblo y no podemos desperdiciar los recursos, el presupuesto público.

Por eso se va a terminar ese tren, desde luego, no podríamos hacer, para el año próximo, porque les acabo de explicar que se necesitan 20 mil millones. No vamos a poder el año próximo, va a tener inversión de hasta, les puedo decir, ya destinamos, en el presupuesto para el año próximo, tres mil millones para esa obra y antes de que termine el sexenio, yo pienso que a mitad del sexenio terminamos ese tren, que ya vamos a tener los recursos.

Lo mismo de esta carretera que se concesionó, tiene conflicto la concesión, por eso se detuvo. Tenemos que resolver este problema, hablando con la empresa que tiene la concesión para que se reinicie lo más pronto posible esta obra y terminarla como aquí se comprometió el ingeniero Jiménez Espriú, a más tardar en tres años, comunicar Oaxaca con el Istmo de Tehuantepec con esta moderna carretera. E igual la de Oaxaca a Puerto a Escondido, tres años terminarla.

De modo que, recapitulando, conservación y, segundo, terminar obras en proceso.

Tercero. El plan nuevo para la transformación de México. Ya dentro de ese plan, el día de hoy en la Sierra Juárez, la Sierra Norte, ya iniciamos el Programa de Construcción de Caminos de Concreto para las Cabeceras Municipales de los cerca de 300 municipios de Oaxaca que no cuentan con camino pavimentado a sus cabederas municipales.

Es un compromiso que hicimos desde hace muchos años. Ya saben que no es de ayer esta lucha, ya llevamos varios años, y recorrí los 570 municipios de Oaxaca, y recogí los sentimientos de la gente. Y sé que de esos 570 municipios hay como 300 que, repito, no tienen camino pavimentado a sus cabeceras municipales, y el compromiso es que en el sexenio queden pavimentados los 570 municipios de Oaxaca.

Y hoy lo explicaba, pero como estamos en la región mixe no está de más repetir. Tenemos a nuestro favor muchas ventajas. A diferencia de estas obras que requieren de contratistas, de manejo administrativo, financiero de dinero por parte de instituciones, en el caso de los caminos que vamos a realizar para comunicar a los municipios de Oaxaca se cuenta con la organización social, con los gobiernos comunitarios, de usos y costumbres, que es una bendición que tiene Oaxaca, porque esos gobiernos manejan recursos, lo poco que les llega, con honestidad.

Para empezar, ¿cómo se constituyen esos gobiernos? De manera democrática, en asamblea. Hoy lo recordaba, ni siquiera hacen campaña los candidatos, porque el que empieza a hacer politiquería, empieza a pelar los dientes, lo hacen a un lado. Porque en los pueblos indígenas el que llega a tener un cargo es un verdadero servidor público, que ni siquiera cobra.

Eso lo repito y lo repito porque es una virtud de los pueblos de Oaxaca, que se desconoce en otras partes del país y del mundo. Y esos gobiernos democráticos, que son producto de la decisión de los pueblos, de las asambleas y también todo lo que es el trabajo comunitario, el tequio.

Todo lo que está construido en los municipios lo ha hecho la gente, es el trabajo del pueblo: las canchas, los palacios, los templos, todo hecho por el pueblo, no por el gobierno.

Eso es una ventaja porque sólo se requiere una modificación, que ya se presentó, que está a punto de aprobarse, si no es que mañana, en la semana próxima, que se apruebe el presupuesto. Va a venir una cláusula, un artículo un artículo transitorio en donde se permite que el gobierno federal pueda entregar los recursos del presupuesto de manera directa a las autoridades municipales de usos y costumbres.

Que ya el dinero no baje, como siempre, a través de todas las instancias gubernamentales, porque no llega, o cuando llega ya hubo moche de por medio.

U otras prácticas que tenemos que desterrar, que llega el dinero y una institución de gobierno dice: ‘Vamos a hacer el camino nosotros’. Y hacen la faramalla de que se convoca, se licita y se entrega a una empresa, que ya para recibir esa obra tuvo que dar un soborno, un moche, a los funcionarios.

Y, ¿qué sucede? Ya esa empresa ya va, hace el camino nada más para que aguante entrega, nada más es una capita de asfalto, lo inauguran, vienen las lluvias y vuelve a quedar el camino de terracería, destruido por completo. Ya no queremos eso.

Por eso, el recurso que empezamos a entregar desde el día de hoy es a los gobiernos municipales para hacer los caminos de concreto, de cemento, no de asfalto.

Y, ¿para qué de concreto? No sólo porque duran más, sino también porque requieren de más fuerza de trabajo, de más mano de obra, nada de maquinaria, sólo revolvedora.

¿Para qué? Para dar trabajo en los pueblos y que el dinero del camino quede en las mismas comunidades y beneficie al pueblo, beneficie a la gente.

Ese es el plan. De esta manera se van a generar muchos empleos, ya sin necesidad de que tengan que venir a dar servicio, van a estar pensando si tienen que irse por necesidad a buscar trabajo a otras partes, la van a pensar, que en sus mismos pueblos va a haber trabajo.

Porque vamos a procurar que sin afectar esa institución tan importante que es el tequio, que tiene que seguir esa costumbre, porque esa es la verdadera solidaridad, es el servicio. Eso es lo que permite sentirnos parte de la colectividad y la recompensa es ese orgullo de estar dando servicio, desde que se es joven, como topil hasta que se llega a anciano gobernante, que es un orgullo esa forma de organización social que se tiene aquí, en Oaxaca.

No afectar esa institución y buscar la forma que, al mismo tiempo, los que van a trabajar en los caminos de concreto ganen buenos salarios.

Yo les comento, abro un paréntesis. Llevaban años desde que están aplicando esta política llamada neoliberal, que no es más que neoporfirismo, 36 años, saben, no aumentaba el salario mínimo. Hubo años, en este periodo neoliberal, en que el aumento al salario mínimo se dio por debajo de la inflación.

¿Qué sucedió en 36 años de esta política neoliberal? Perdió poder adquisitivo el salario. Hace 30 años un salario mínimo alcanzaba para comprar 55 kilos de tortilla; ahora alcanza para comprar seis kilos de tortilla; 75 por ciento de su poder de compra perdió el salario.

Saben que es un orgullo decirles que hace unos días por primera vez se estableció un salario mínimo con un aumento del 16 por ciento, nunca visto en los últimos años. Y para el caso de la frontera, aumenta el salario mínimo al doble.

En estas obras que se van a llevar a cabo en las comunidades se tiene que pagar un buen salario. Esto va a permitir que mucha gente, repito, trabajadores, ya no se vean en la necesidad de migrar, que puedan tener trabajo donde nacieron, donde están sus familiares, donde están sus culturas. Ese es el sueño que quiero que se convierta en realidad. Que el que se vaya lo haga por gusto, que la migración sea opcional, no forzada. Ese es el propósito.

Y para eso no sólo va a haber empleo en este programa. Vamos a apoyar muchos proyectos productivos en el sur sureste de México. Ya le llegó la hora al sur sureste.

En todo este periodo neoliberal creció el norte, creció el centro del país y el sur sureste se quedó estancado. Y en algunos estados en vez de crecimiento hubo decrecimiento; en vez de crecer estuvo bajo cero la economía durante muchos años. Ya no va a ser así.

Ahora van a tener más apoyos, más recursos los estados del sur y del sureste de México. Por justicia no puede haber trato igual entre desiguales. Vamos, por eso, a impulsar actividades productivas. Aquí en Oaxaca, lo hemos venido platicando con el ciudadano gobernador, y aprovecho para decir que exijo respeto para las autoridades. No estamos en campaña.

Acabo de felicitar a los diputados y senadores de nuestro movimiento, porque en la transición, pero, sobre todo, el día de la toma de posesión, el día 1º, que tomé posesión, hubo una actitud de respeto al ahora expresidente Peña. Nuestros diputados, nuestros senadores, lo trataron con urbanidad política.

Así debemos de actuar, ya pasó la campaña. Necesitamos la unidad de todos los mexicanos. La patria es primero, o ¿vamos a seguir peleando? Ya, como dicen los jóvenes, ya chole con eso.

Vamos a unirnos todos, y venía hablando con el gobernador de Oaxaca, precisamente, de los proyectos productivos para Oaxaca.

Mañana vamos a presentar el Proyecto del Istmo de Tehuantepec, se van a rehabilitar, se van a ampliar, modernizar, los dos puertos: el de Salina Cruz y el de Coatzacoalcos.

Se va a construir una vía para el ferrocarril para carga de contenedores en el istmo y vamos a establecer, una vez que tengamos ya iniciadas las obras, se va a establecer en todo el istmo una Zona Libre. Vamos a bajar el IVA a la mitad y vamos a bajar el Impuesto Sobre la Renta a la mitad y van a costar menos en el istmo, en toda la franja, los energéticos.

¿Para qué? Para que se instalen empresas y haya empleo, y haya trabajo y de esta manera se desarrolle Oaxaca y se desarrolle nuestro país.

Proyectos para el crecimiento y el empleo. Oaxaca. Y proyectos para el bienestar, ya va a comenzar, en un plazo no mayor de dos meses, ustedes van a empezar ya, el adulto mayor, a recibir el doble de lo que les otorgaban.

Ahora ya no van a ser mil 200 pesos cada dos meses, van a ser mil 270 pesos mensuales para todos los adultos mayores y en comunidades indígenas, a partir de los 65 años. El doble.

Y va a ser para todos. Ya no es que nada más van a recibir el apoyo los que no están en las pensiones del Issste o del Seguro. Ahora, los que tengan pensión del Issste y del Seguro también van a recibir este apoyo. Maestros jubilados, maestras, va a ser universal este apoyo.

Estamos haciendo un censo, yo creo que ya lo notaron, casa por casa, porque estamos apuntando al adulto mayor. Vamos a entregar un millón de becas para personas con discapacidad. Todos los discapacitados pobres van a recibir, también, mil 274 pesos mensuales, igual que los adultos mayores.

Y van a haber becas para estudiantes del nivel básico. Todos los estudiantes de preparatoria, todos, todos los que están en Colegio de Bachilleres, en las escuelas técnicas, su beca mensual. Todos los estudiantes de preparatoria.

Y los estudiantes de las universidades, del nivel superior, de familias de escasos recursos económicos, su beca, dos mil 400 pesos mensuales para que estudien.

Y los jóvenes que no tengan trabajo van a ser contratados, todos. No va a quedar un joven sin trabajo.

¿En qué se les va a ocupar? Van a estar de aprendices, van a estar capacitándose para el trabajo en tiendas, en comercios, en pequeñas empresas, en el campo, en la ciudad. Se les va a pagar tres mil 600 pesos mensuales mientras se van formando, pero ya no van a haber los llamados ninis, que es un término hasta despectivo, porque no es culpa de ellos que ni estudien ni trabajen.

Ya no va a haber jóvenes sin oportunidad de trabajo y sin oportunidad de estudio, porque también ya la educación va a dejar de ser como querían los neoliberales: un privilegio. La educación se va a convertir en un derecho de nuestro pueblo.

Termino nada más diciéndoles que vienen apoyos para los productores. Cada seis meses van a recibir los productores un apoyo para sembrar; se va a pagar también bien a los productos del campo, va a haber precio de garantía para los productos básicos.

Se van a comprar las cosechas en los almacenes de Diconsa con precios justos. Vamos también a otorgar créditos a la palabra, sin intereses para comuneros, ejidatarios, pequeños propietarios, agricultores o ganaderos.

Vamos a apoyar, también, con créditos a las pequeñas empresas. Esto lo digo, porque aquí hay muchas pequeñas empresas que se dedican a la elaboración de esa bebida sagrada, que es el mezcal.

Va a haber apoyo para los productores y vamos a sacar adelante a nuestro pueblo. Vamos también a resolver, eso me trae piensa y piensa, porque es de los asuntos más complejos, más difíciles. Hay dos cosas que nos van a llevar tiempo, pero las vamos a resolver, dos asuntos muy complicados.

Uno. Es el problema de la inseguridad nacional. Hay estados donde no tienen tanto problema de inseguridad. Y aquí, fíjense lo que vale la cultura. Entre más fortaleza cultural tienen los pueblos, entre más vida comunitaria existe, entre más costumbres, tradiciones, organización social tradicional existe, menos delincuencia.

¿Dónde hay más delincuencia? Donde no hay cohesión social. Donde se rompe el tejido social. Donde hay desintegración familiar. Donde los jóvenes crecen sin tutela. Y como no tienen opciones, no tienen alternativas, toman el camino de las conductas antisociales.

Ese es un problema que tenemos en el país, pero se va a enfrentar porque ya no es nada más hacer operativos policíacos, operativos militares. No. La paz y tranquilidad son frutos de la justicia. No se puede apagar el fuego con el fuego. No se puede enfrentar el mal con el mal. El mal hay que enfrentarlo haciendo el bien.

Y como va a haber trabajo y va a haber producción y va a haber atención a los jóvenes, yo estoy seguro de que vamos a poder serenar al país. Ese es un problema.

El otro es el que tiene que ver con la falta de un buen sistema de salud pública, porque destruyeron el sistema de salud.

Ya saben ustedes cómo están los centros de salud, abandonados; los hospitales abandonados, saturados, sin médicos, sin enfermeras, sin medicinas, porque llegaron al extremo de robarse hasta el dinero de las medicinas.

Eso lo vamos a resolver, ya estoy hablando con los gobernadores y vamos a empezar, precisamente, con ocho estados del sur y del sureste. Y se va a establecer un sistema médico para atención médica en todos los niveles, desde el nivel primario, hospitalario segundo nivel, especialidad y medicinas gratuitas. Y se va a borrar lo del llamado cuadro básico.

Va a tener derecho, el mexicano, a todas las medicinas que necesite, ya no cuadro básico. Se va a garantizar el derecho a la salud.

Pero esto sí está más complicado que otras cosas. Les diría que está más complicado el sistema de salud pública que el sistema educativo.

Lo que pasa que, en el caso de la educación, como metieron el tema en las llamadas reformas estructurales en la agenda que imponen desde el extranjero, metieron la Reforma Energética, la Reforma Fiscal, la Reforma Laboral, la Reforma Rducativa, pues entonces politizaron lo de la educación y se fueron con todo contra los maestros, echándoles la culpa de que estaba muy mal la educación.

Y, ¿saben qué? Está peor el sistema de salud pública que el sistema educativo. Nada más que no se le dio ninguna atención y no se habla de eso.

¿Qué vamos a hacer nosotros? Desde luego, vamos a mejorar la educación y la calidad de la enseñanza, nada más que ya no va a ser imponiendo nada. Va a ser en acuerdo con los maestros y con los padres de familia y, al mismo tiempo, vamos a resolver el grave problema de la falta de un buen servicio de salud pública.

Muy pronto vamos a tener ya funcionando este sistema de salud pública, como en Canadá, como Inglaterra, como en Noruega, como en Suecia, en Dinamarca, en los países nórdicos, donde se tiene algo que se llama Estado de Bienestar.

Y, ¿qué pasa en esos países? Que cuando llega uno a una edad, después de los 65 años, pensión, y no poco, suficiente.

Y, ¿qué pasa en esos países? De eso no se habla. En esos países se garantiza la gratuidad de la educación, la gratuidad de la salud, gratuidad en todo lo que tiene que ver con el bienestar.

¿Qué es esto de Estado de Bienestar? Es seguridad para el ser humano desde que nace hasta que muere; desde la cuna hasta la tumba. Ese es el ideal que tenemos nosotros, que haya bienestar para todo nuestro pueblo.

Ya me extendí mucho, ofrezco disculpas, pero me piqué. Tenía yo ganas de hablar sobre estos temas. Nos vamos a seguir encontrando.

Nada más les digo a los mixes que el coordinador del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Adelfo Regino, es mixe, es paisano de ustedes, que él me está apoyando, me está ayudando para se atienda a todos, se escuche a todos, se respete a todos. Pero que se le dé preferencia a la gente humilde, a la gente pobre, a las comunidades indígenas. Por el bien de todos, primero los pobres.

¡Que vivan los mixes!

¡Que vivan los pueblos indígenas de Oaxaca!

¡Que viva Oaxaca!

¡Que vivan los hermanos Flores Magón!

¡Que viva Benito Juárez!

¡Viva Oaxaca!

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!

Opciones


Más Noticias






Todos los Derechos Reservados - www.lajiribillajarocha.com.mx 2013-2014

Desarrollado por iworks.mx